Hace 7 años Zack Snyder y Warner Bros elegían a Ben Affleck para interpretar al caballero de la noche en Batman V Superman: Dawn of Justice (2013).

Por entonces, las redes sociales se plagaron de una variedad de reacciones al casting de Affleck. A pesar de las muchas opiniones favorables  que destacaban la carrera de actor de Affleck, su acento, su predominancia física en favor del personaje, y otras observaciones que bregaban por darle una oportunidad al actor, la indignación de los haters y el fandom toxico fueron voz cantante

Se mencionaba a Ben Affleck en lascivos ataques replicados con copy-paste, poniendo en evidencia la cólera de tóxicos, al punto que muchos de ellos abandonaron el anonimato de su habitual y recurrente trolleo en redes sociales y foros de opinión para levantar las banderas del odio con una junta de firmas públicas en change.org. El objetivo de la acción era que Warner Bros y Zack Snyder dieran marcha atrás respecto a la incorporación de Ben Affleck como el nuevo Batman de la pantalla grande.

Lo que resultaba aún más irrisorio era que muchas de estas intemperantes opiniones involucraron a bastantes reconocidos periodistas con influencia en las redes. El común denominador se mofaba sobre las habilidades de actuación de Affleck, esgrimiendo que » no era lo suficientemente intimidante para el papel de Batman”. Y claro que si hubo una característica sobresaliente en el Batman de Affleck en BvsS y Justice League, fue lo áspero e intimidante que su versión casi Milleriana de Batman tenía desde el principio.


Batman vs Superman (2015) se convirtió en una irregular película de culto que aun hoy divide opiniones y enciende fervores, mientras que la presentación de Gal Gadot como Wonder Woman acaso resultó ser la entrada triunfal más eficaz de la historia del cine fantástico. Pero si de algo no queda duda alguna, es de la interpretación del Batman de Ben Affleck, que logró intimidar y cautivar al público, tanto que su oscuridad eclipsó la trabajosa pose heroica de Henry Cavill como Superman.

 
Más tarde llegó Justice League (2017) producción que padeció un sinfín de percances desde el seno de Warner Bros con la tragedia personal que golpeó a Zack Snyder y su esposa. Poco ayudó la incorporación de Joss Whedon (Avengers) como director, que llegó para echar por la borda todo el trabajo realizado por Snyder en virtud de una versión menos oscura y más amigable a los deseos de los entonces CEOs de la cinematográfica. Bajo las órdenes de Whedon, los  sets de filmación se volvieron un infierno. Por entonces, Affleck atravesaba adicciones e instancias no menos convulsionadas en una lenta agonía que lo alejó del personaje.

Siete años después, el 21 de Agosto de 2020 el realizador Andy Muschietti (IT) confirmó el retorno de Ben Affleck como Batman en la película The Flash (2022). La noticia sacudió internet como hace tiempo no sucedía. A diferencia de aquella criticada decisión de 2013, el regreso del que muchos consideran como el actor que ofreció la más canónica interpretación del personaje se recibió con un fervor y algarabía que se replicó por redes sociales y portales de noticias. El Batman de Ben Affleck  se despedirá triunfante, con una auténtica aventura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí