Gerry Conway, co-creador de icónicos personajes como The Punisher, Firestorm, Vixen, Power Girl y Ms. Marvel (Carol Danvers), escribió en twitter cuál sería su plan de negocios, si estuviera a cargo de la industria del cómic.

«Aclarando una obviedad, la publicación de cómics está en serios problemas, con un modelo de negocios que casi literalmente no tiene ningún futuro. Aún así, los cómics son fuente de propiedades intelectuales para explotar en todo tipo de medios y jamás han tenido mayor potencial.»

«Entonces, ¿por qué es así? ¿Por qué los cómics como forma de contar historias (de superhéroes o de otro tipo) tienen un impacto enorme en la cultura popular pero los editores de cómics están luchando por sobrevivir? ¿Por qué los editores fallan casi universalmente para tener éxito en sus publicaciones? Mi respuesta fácil es: están persiguiendo al mercado equivocado. Y lo han estado haciendo, cada vez con más desesperación, desde fines de los 70s.»

«Pongamos de lado la increíble estupidez de negocios de depender de un único método de distribución (ventas directas a comiquerías de una sola audiencia). El problema es más grande: la audiencia definida para los cómics mainstream es una audiencia que por definición se encoge constantemente.»

«Por una variedad de razones que se imponen por sí mismas, los editores han definido la audiencia primaria de los cómics mainstream como, en efecto, fans de largo plazo y potenciales coleccionistas. Por eso la continuidad de mirada oficial orientada a los fans, los «eventos» una vez cada tres años, los reboots, las portadas variantes orientadas a los coleccionistas, etc. Cada una de estas estrategias de marketing están diseñadas exclusivamente para atraer a lectores existentes. Incluso los reboots, en gran parte pensados para ofrecer puntos «de partida» para nuevos lectores, en realidad requieren estar familiarizado con versiones previas para proveer interés. Los nuevos lectores no son bienvenidos por la estrategia creativa existente en las dos principales editoriales -en todo caso, los nuevos lectores son desalentados activamente por el esfuerzo frenético de los editores por perseguir a una audiencia motivada de lectores existentes. El club está cerrado. Aléjense.

«Los editores, por supuesto, no van a estar de acuerdo con este análisis y dirán que siempre están tratando de dar lugar a los nuevos lectores. Pero cualquier mirada seria a lo que ofrecen, en su mayoría, revela una tendencia decidida -incluso una tendencia enorme- hacia privilegiar a los lectores existentes. Y esto tiene sentido, de cierta forma, debido al cambio cultural creativo en la dirección editorial de las editoriales que puede ser rastreado a mi época -fines de los 60s, principios de los 70s.»

«A mediados de los 60s, alrededor de 1967, DC Comics ofrecía un tour semanal de sus oficinas en el verano. Yo hice el tour (y como otros, incuídos Len Wein y Marv Wolfman, me volví un habitual). En algún punto tuve una conversación con Julie Schwartz, el editor de ese entonces. Estábamos hablando de una historia de Linterna Verde, y yo hice algún comentario fanboy sobre lo que esperaba que pasara. Julie tomó un segundo y me miró. «¿Cuántos años tenés?» «Catorce,» le dije. «Muy viejo. Vos no sos mi lector.» Y se fue.»

«Más tarde entendí que DC (y Marvel también) en los 60s la visión aceptada generalmente era que los lectores de cómics eran niños (sin dudas varones) entre las edades de 9 y 13. Lo que los editores de hoy llamarían lectores de primaria. Esto tiene sentido. Siendo honestos, el atractivo básico, de raíz de las historias de superhéroes es a la parte de nosotros que vive en un mundo de sueños pre-sexualizado, pre-adolescente en el cual todo es posible. El el mundo de «Harry Potter y la Piedra Filosofal.» Como con «Harry Potter y la Piedra Filosofal,» los jóvenes adultos y adultos también pueden disfrutar de las historias de superhéroes, e incluso quieren que esas historias evolucionen y maduren, como los libros de Potter también evolucionan y maduran. Pero sin importar lo que haya atraído a lectores mayores y existentes al primer libro de Potter…sus audiencia siempre se pretendió que fuera y sigue siendo, lectores de primaria, 8 a 12. Y lo mismo solía ser cierto para los cómics, particularmente para los cómics de superhéroes. Hasta que llegó mi generación. Sí, los Boomers la c*gamos, como siempre.»

«Cuando mis compañeros y yo reemplazamos a los creativos que le habían dado a la industria de los cómics su éxito masivo en los 60s, gente como Stan Lee y Julie Schwartz, trajimos con nosotros nuestra obsesión Boomer con nosotros mismos. No queríamos crear cómics para niños. Queríamos cómics para nosotros. Ese es el origen del cambio en los cómics de superhéroes de lectores de primaria en los 60s a lectores jóvenes adultos en los 70s, y a lectores adultos en los 90s y más allá -la negación de creativos y editores Boomer como yo y otros a Dejarlo Ir. Redefinimos a la audiencia hacia la cual los cómics estaban apuntados -coincidiendo con un cambio en la distribución que hizo que ese cambio llegara para quedarse. El resultado es una calle sin salida para la publicación de cómics como negocio. ¿Cómo cambiaría yo esto?»

«Cancelaría todos los cómics de superhéroes existentes, y publicaría una línea limitada nueva para lectores de primaria, simplificando a los personajes y las historias, y eliminaría todos los «eventos» que requieran más que conocimiento al pasar de la continuidad básica simplificada. Diez o quince títulos.»

«Para lectores existentes, ofrecería una línea separada de novelas gráficas de mayor precio con lo que sea que los creadores y lectores de las historias expandidas para adultos quieran explorar. Pero esto sería separado. No mensual. No lo mainstream

«Y haria absolutamente todo lo posible por poner a los cómics mensuales en los supermercados y los cines y Walmart y Target y Costco y ofrecería servicios por suscripción a través de Amazon. Perseguiría todas las avenidas de distribución alternativa posibles.»

«El camino tomado hasta el momento por las editoriales principales es una calle sin salida. Están persiguiendo a los lectores equivocados. Hay una audiencia más grande ahí afuera. Solo tenemos que hacerlos sentir bienvenidos.»

Conway parece haber dado en el clavo con la apreciación que compartíamos en nuestro último podcast, y que parece ser el camino que al menos DC Comics plantea a futuro. El nuevo interés de DC por ofrecer libros destinados a niños y adolescentes, a la vez que la decisión de concentrarse en historias más simples y no tanto en una continuidad compleja a partir del año próximo plantean una lectura similar del mercado, aunque la distribución todavía está centrada principalmente en la venta de ejemplares físicos.

Aunque a muchos enamorados de los viejos tiempos puedan estar en desacuerdo o consideren extremista la visión de Conway, es indiscutible que la industria está muriendo, y hará falta un cambio de raíz para reactivarla de forma que podamos seguir disfrutando de los superhéroes y sus historias en los años por venir.

También podría interesarte: Lo que DC FanDome nos dice del futuro de la industria.

2 COMENTARIOS

  1. Son mucho mejor periodistas que los vendehumo de BleedingCool, Conway no dijo ni de casualidad lo que pusieron en el título. El comentario es negativo pero es de onda, porque me encanta cómo abrieron el debate en relación a la DCFanDome en el podcast y los fans de las películas y series. Conway iba por ahí. El título que eligieron, perdón, pero me parece un error. Les dejo el podcast en donde habló, que es la real fuente de la noticia https://www.spreaker.com/user/wordballoon/wbgerryconway0920

    Un abrazo

    • El título es para atraer lectores, lo mismo que se hace en cualquier medio. Los comentarios los tomamos de su cuenta de Twitter donde los publicó, repitiendo lo que comentó por YouTube. Obviamente que el debate es más amplio que sólo eso, tal como dijimos en la nota y en el podcast. Gracias por leernos y escucharnos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí