Se nos fue el gran Quino, padre y creador de la querida Mafalda y sus amigos. Ese gran historietista que ha encantado a jóvenes y adultos, no solo en la Argentina, sino en todo el mundo.
Hijo de inmigrantes españoles, se embarcó en la carrera de dibujante en 1954, cuando aún estudiaba en el Instituto de Arte de Buenos Aires. En 1963 encontró el punto de inflexión de una vida, cuando crea el personaje de Mafalda para una campaña publicitaria, que luego utiliza para crear la tira homónima de éxito internacional.


La primera tira de Mafalda se publicó el 29 de septiembre de 1964. Quino se inspiró en una niña de la novela Dar la cara, de David Viñas, por su nombre. Pero su origen fue, en cierto modo, una contingencia inesperada: Un trabajo inicial como dibujante publicitario le condujo a crear a Mafalda en 1962 gracias a una publicidad que consistía en elaborar tiras costumbristas sobre la vida de una familia que utilizaba los electrodomésticos Mansfield. Para los editores y publicitas aquellas tiras se confundían con las tiras y los contenidos propios de Quino, razón por la que aquellas creaciones quedaron en el tintero. Sin embargo, ya sin propósito comercial, en 1964 comenzó a publicar el anecdotario de Mafalda, su familia y amigos en el diario Primera plana.

Mafalda odia particularmente la sopa que, para Quino, «es una metáfora de todo lo que se quiere imponer por la fuerza, ya se trate de un niño, un ciudadano, un pueblo. «

La tira también fue vista como un homenaje a la popular Nancy de Ernie Bushmiller, pero la principal referencia de Quino fue sin duda Peanuts de Charles Schulz. La creación de Quino es sarcástica y crítica con la sociedad y atrae a los lectores porque habla de problemáticas socioculturales de manera directa e inteligente.

Quino ha llevado las tiras durante diez años pasando de las páginas de la revista Primera Plana y luego a las del diario El Mundo, decidiendo así interrumpirlas en 1973 para evitar el riesgo de volverse repetitivo. El personaje de Mafalda continúo apareciendo en más tarde en una breve serie de dibujos animados y campañas de bien público, además de ser la recurrente abanderada y embajadora de muchísimas ONG´s hasta la actualidad.

Queremos decir y contar tanto, hacerle un merecido homenaje por tanta vida, tinta y candidez que le otorgó a sus viñetas, pero nos desborda la tristeza. Hoy estamos muy sentidos, nos duele el corazón, la memoria y la pasión por la historieta. Quino se fue, nos quedan sus cuadritos, que fueron su filosofía de vida, sus tiras de Mafalda y su capacidad para hacernos reflexionar desde la crítica social sagaz e inteligente, siempre actual. Honor y gratitud a Quino, con su impronta inigualable.

Joaquín Salvador Lavado. QUINO
(17 de julio de 1932 -30 de septiembre de 2020)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí