El caso de la industria de los videojuegos debería ser de estudio. Una industria joven, que en los últimos años ha cobrado una notoriedad mundial gracias a títulos que han recaudado más millones de dólares que incluso las películas más famosas, gamers que pasaron a ser estrellas de las plataformas de streaming y un público absolutamente abierto a seguir consumiendo videojuegos ya sea en consolas, computadoras o celulares. Lo raro de esta industria es que, exceptuando casos muy muy contados, el público en general no conoce quienes están detrás de los títulos que muchos jugamos, cosa que este documental promete investigar, aunque los resultados disten mucho de eso.
High Score, este documental de seis partes que se estrenó el 19 de agosto en Netflix, nos presenta lo que fueron los comienzos de la historia de los videojuegos, entre fines de los 70 y mitad de los 90s, con entrevistas con sus principales protagonistas, aunque en realidad termina yéndose por las ramas con un montón de anécdotas que de interesante tienen poco y nada.

En el primer capítulo, veremos algunos minutos con el detrás de escena del nacimiento de Space Invaders y Pac-Man, pero terminaremos presenciando minutos y minutos dedicados al primer campeonato de Space Invaders de Estados Unidos, con una por entonces ignota Rebecca Heinemann, que años después fundaría Interplay, además de convertirse en programadora de juegos como Wasteland, The Bard’s Tale o Out of This World, una eminencia trans de la industria, pero minimizada por este documental simplemente como la “Campeona de Space Invaders”, algo que logró cuando tenía 17 años.

Así es como este mismo “error” se irá repitiendo por las seis partes de la serie. En el capítulo de Sega vs Nintendo, tendremos a un ignoto personaje que se adjudicó el primer campeonato de Sonic, o en el capítulo dedicado a los juegos de rol pasaremos un largo rato con Ryan Best, otro ignoto desarrollador de un videojuego LGBT llamado GayBlade, que el mismo perdió en una mudanza, mientras el documental se “olvida” de títulos que marcaron la época como Monkey Island, Carmen Sandiego o King’s Quest.

Lógicamente no todo es malo, también hay cosas buenas para destacar. Veremos el nacimiento de Space Invaders y Pac-Man junto con el auge de los arcades en Estados Unidos y Japón y pasaremos por diferentes temáticas, desde el nacimiento de Nintendo y su posterior guerra con Sega, los juegos de Rol, la fiebre por Street Fighter y Mortal Kombat, el nacimiento de los FPS con Wolfenstein y Doom a la cabeza, y contaremos con la aparición de los principales protagonistas de estas historias, desde Toru Iwatami (Pac-Man), hasta Shigeru Miyamoto (Super Mario, Zelda), pasando por Toshihiro Nishikado (Space Invaders), Naoto Ohshima (Sonic the Hedgehog), Akira Nishitani (Street Fighter II), Giles Goddard (Star Fox), John Tobias (Mortal Kombat), John Romero (Doom) e inclusive John Kirby, quien fue abogado de Nintendo en el juicio que Universal le hizo por los derechos de Donkey Kong, un juicio que Kirby ganaría para la gran N, la cual en agradecimiento luego bautizaría a su nuevo personaje con su apellido (si, ESE Kirby).

PD: No busquen ni una sola referencia a Tetris, no la van a encontrar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí