Una vez más encerrado en Arkham Asylum, el eterno rival de Batman responde a las preguntas del Dr. Benjamin Arnell, encomendado al intento de curar al mayor criminal de Gotham. Este es el comienzo de un descenso al infierno para quien hasta ahora era un hombre de familia amoroso y pacífico.
¿Pero esta espiral de depresión y alucinaciones violentas no esconde también un abismo real dentro de su propia psique?
Quieres entenderme ¿De verdad quieres entenderme? Así que escucha esto … Todo lo que siempre quise hacer fue crear cosas hermosas.


Creado por Bill Finger, Bob Kane y Jerry Robinson en 1940, el Joker recientemente celebró sus 80 años. El presente volumen editado por OVNI Press es una ideal para sumar a la biblioteca una obra que indaga en los orígenes aún más oscuros del enemigo más antiguo de Batman, y probablemente al villano más famoso de la historia de los cómics.


En JOKER: SONRISA ASESINA Jeff Lemire emprende una nueva inmersión en la mente de quien nunca se sabrá si es un criminal brillante o un ser perdido en un estado de demencia pura. Una cosa es segura, el Joker es peligroso y su locura es contagiosa. El psiquiatra lo aprenderá por las malas, al igual que cierto Caballero de la Noche, quienes en esta historia verán pender de un hilo su cordura.


Esta no es la primera vez que se intenta una aproximación psiquiátrica con el Joker, también fue el caso en Arkham Asylum de Grant Morrison y Dave McKean. Aquí, sin embargo, Jeff Lemire agrega una dimensión casi viral al Joker como si su locura fuera altamente contagiosa, incluso, abordando síntomas del enfermo mental como la anosognosia: el hecho de no ser consciente de su patología, o la desrealización: el sentimiento de irrealidad del mundo exterior.


Lemire juega con un relato salpicado por un sórdido cuento para niños que gana intensidad gracias a los dibujos de Andrea Sorrentino, conformando un equipo creativo que demostró funcionar a la perfección en títulos como Green Arrow , Old Man Logan o Gideon Falls.

JOKER: SONRISA ASESINA es una muy buena oportunidad para que Jeff Lemire elabore un epílogo sumamente experimental desde Batman: The Smile Killer ,sustituyendo al Joker por Batman, para mostrar que este último potencialmente sufre del mismo tipo de locura paranoica que su oponente de toda la vida.
Inspirado abiertamente en las ultimas viñetas de Killing Joke/ La Broma Asesina de Alan Moore y el mensaje subyacente de Arkham Asylum de Grant Morrison, Killer Smile de Jeff Lemire juega con la realidad, rompe y fragmenta de forma creativa e inesperada al Joker y Batman, sumergiéndolos en la locura en su vertiente más inesperada, el contagio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí