Los primeros años de la vida de Superman se han plasmado varias veces en cómics y también en otros medios como películas, animaciones y series. Después de hacer de Batman Año Uno (1987, DC Comics) una obra cumbre del comic décadas atrás, ahora -sin el mismo brío- Frank Miller se une al artista John Romita Jr. para contar una nueva versión del origen de Superman en una novela gráfica que forma parte del sello DC Black Label , con el objetivo de presentar historias de los personajes de DC COMICS con una impronta dirigida al público adulto.

Miller es sin duda uno de los grandes nombres y referentes del cómic, responsable de grandes clásicos como Dark Knight y Sin City, sin embargo en los últimos tiempos ha presentado trabajos muy irregulares. Superman: Año Uno desafortunadamente no se desvía de ese patrón.

Es interesante ver al autor explorando los orígenes del Hombre de Acero, aunque forzando a su antojo algunos tópicos relevantes para ajustar al personaje y su mitología. Desde Clark Kent en la preparatoria, algo que vimos de forma exhaustiva en la serie Smallville, pero en la versión de Miller, el protagonista no es un «matón», pero es extraño verlo lidiar con la intimidación usando la violencia.

El arte de John Romita Jr. también es irregular, lejos de las paginas a las que nos tiene acostumbrados el consagrado artista, que aquí no parece alcanzar su esplendor habitual, con trazos toscos, otorgando páginas de un lenguaje visual cansino.
¿Cuál es el verdadero propósito de Miller de llevar a Clark Kent a ser parte del ejército? ¿Quiere comprender la violencia o saber cómo usarla en su beneficio? Claro que esto es algo diferente en la biografía del personaje, nunca está claro el motivo o justificativo de Miller, sin ningún aporte y sentido dentro de la narrativa.

Por otro lado, al hacer referencia a una parte de la mitología de Superman poco conocida mostrando la relación del protagonista con Lori Lemaris, el relato de Miller en esta instancia rinde un hermoso homenaje a la edad de plata. En cada volumen, Frank Miller menciona los grandes amores de Clark. En el primer capítulo tenemos a Lana Lang y por último la más conocida: Lois Lane. Todo con las iniciales LL, algo recurrente en el universo de Superman, incluso con su villano Favorito: Lex Luthor.
En su instancia final Superman: Año Uno se torna algo interesante, aludiendo a una conexión significativa con el universo de DC, con la presencia algo forzada de Wonder Woman y Batman. De modo que luego de varios traspié, Miller y Romita. Jr. consiguen esbozar la versión más clásica de Superman.

DC Black Label perdió una gran oportunidad para indagar desde un punto de vista más adulto al hombre de acero. En resumen, Superman: Año Uno está dirigido a los fanáticos acérrimos de Frank Miller, y no tanto a los entusiastas interesados en ver una nueva visión del origen del Hombre de Acero.

Autores: Miller, Romita Jr. Miki, Sinclair
Corresponde a Superman: Year One #1-3.
Formato: Libro | 17×24 cm
216 pags.
Publicado por OVNI Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí