El camino a su cuarta temporada fue duro para Wynonna Earp. No solo se enfrentó a los usuales demonios, brujas y seres sobrenaturales, sino que además estuvo al borde de la cancelación debido a las dificultades económicas de IDW Entertainment, su principal productora. Por suerte, sus dedicados fans salieron al rescate y, bajo el lema “#FightForWynonna,” consiguieron garantizar la cuarta temporada de la serie.

Pero la mala suerte no terminó ahí: el avance del COVID-19 en Canadá los obligó a suspender la filmación en marzo, forzando la separación de la temporada en dos partes de seis capítulos cada una. Afortunadamente, la producción se reanudó en julio, y entre el 26 de julio y el 30 de agosto pudimos ver esta primera parte.

Los primeros dos capítulos traen poco en términos de avance de la historia y más en reencuentros y presentaciones. Es notorio que luego de casi dos años sin novedades, la temporada comienza un poco de fan service como agradecimiento a los fans que hicieron campaña por mantener a la serie en el aire. Destacable en estos episodios iniciales es el desarrollo de la relación entre Wynonna (Melanie Scrofano) y Nicole (Kat Barrell) más allá de su conexión mediante Waverly (Dominique Chalkley-Provost). Wynonna y Nicole no solo necesitan del apoyo que la otra provee, sino también el tipo de camaradería que sus intereses románticos no pueden dar, y que se anticipa como muy necesario en los capítulos siguientes. En resumen, los personajes se reencuentran entre sí y con su público en una celebración que culmina en el final del segundo episodio cuando realmente comienza el drama de la temporada.

La amistad entre Wynonna y Nicole crece en la cuarta temporada. (Photo by: Michelle Faye/Wynonna Earp Productions, Inc./SYFY)

La cuarta temporada posee una trama basada en el suceso histórico que convirtió al alguacil Wyatt Earp en una leyenda del Viejo Oeste: el tiroteo de O.K. Corral y la conocida enemistad entre la familia Earp y la familia Clanton. Esta historia toma un giro sobrenatural cuando descubrimos que los Clanton -herederos de su propia maldición- están en Purgatory, decididos a destruir a los Earp de una vez por todas. Sin adelantar demasiado, Nicole resulta una pieza clave en el medio de esta disputa entre familias, y se posiciona en un rol más protagónico y de crecimiento personal del personaje que los fans venían pidiendo desde hace tiempo. Aunque nos rompa el corazón verla sufrir, Kat Barrell demuestra estar a la altura de las demandas del personaje. Nicole ya no es solamente la novia de Waverly, sino que tiene su propia historia y sus batallas por disputar.

Como ya nos tiene habituados, Melanie Scrofano deslumbra en el rol protagónico, mostrando a una Wynonna que por primera vez desde la primera temporada duda de su rol y potencial. Wynonna se muestra vulnerable de una forma nunca antes vista en la serie, y Scrofano no falla en poner esas emociones a flor de piel. Además, Scrofano debuta como directora en el tercer episodio de la temporada, cumpliendo con su tarea de forma impecable.

Siguiendo con la línea del crecimiento personal, Doc Holliday también se encuentra en un punto de inflexión. Ni siquiera la paternidad había logrado que Doc dejara a un lado el pasado y concentrara su vista en el futuro, pero el descubrimiento de que su gran amigo Wyatt Earp quizá no era el idealizado hombre de ley que él siempre admiró le obliga a replantearse su vida, dejando atrás las leyendas del Viejo Oeste en favor de escribir su propia historia.

Cambios y revelaciones motivan a Doc y Wynonna a replantearse su lugar en el mundo. (Photo by: Michelle Faye/Wynonna Earp Productions, Inc./SYFY)

Por ahora, la cuarta temporada de Wynonna Earp mantiene el diálogo ocurrente mezclado con acción que nos hizo enamorarnos de la serie y lo renueva con refrescantes nuevas alusiones a la mitología western a la vez que evoluciona y avanza las historias de los personajes que ya adorábamos. Solamente cabe esperar a la vuelta -que Syfy ya prometió para 2021- para saber cómo sigue la historia, pero si de algo no caben dudas, es de que extrañábamos a Wynonna Earp en nuestras pantallas, y por suerte ya está de vuelta.   

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí